Tratamientos Faciales

El cuidado de la piel, y en especial la del rostro, es una actividad esencial en las personas para conservar y promover su belleza, salud e higiene. El cutis, por lo general, es la zona más afectada por el medio ambiente; los rayos solares y cambios de temperatura afectan directamente el estado de la piel. Prevenir los posibles daños que ocasiona el exponer la piel a los radicales libres que habitan en el aire, contribuye a tener una piel sana y joven por más tiempo. Se ha demostrado que el uso de cremas hidratantes y protectores solares le aportan nutrición y la preservan de los contaminantes externos. Cuando estas lociones alcanzan la capa inferior de la dermis se crea un cultivo alto en sustancias nutritivas que alimentan el tejido cutáneo.

Patologías como el acné, los hongos o las lesiones cutáneas perjudican drásticamente la apariencia de las personas, y el tiempo, como fenómeno indetenible, favorece la aparición de arrugas y la acumulación de manchas producto de la exposición al sol durante muchos años. Los malos hábitos como la mala alimentación, el tabaco, los cigarros y el alcohol contribuyen al envejecimiento de la piel. La falta de atención para el cuidado del cutis ocasiona que se pierdan las características naturales del rostro que lo mantienen sano.

En el centro estético Sanae somos expertos en tratamientos faciales que atiendan las afecciones de su rostro. Los dividimos en 3 áreas: