Flacidez

Es la disminución de la tensión y de la firmeza de la piel y músculos a causa de la reducción, degradación o debilidad de los tejidos de sostén y las fibras de colágeno y elastina, estos, responsables de darle tonicidad y solidez a la piel del rostro y el cuerpo. El paso del tiempo es un factor natural que produce la pérdida de estas fibras. Con los años, las proteínas que conservan la piel firme y adherida a los músculos pierden su capacidad. La mala nutrición también produce inestabilidad en la dermis y, por tanto, su pérdida de elasticidad; la alimentación alta en grasas e hidratos de carbono provoca flacidez. Cualquier cambio drástico en el peso, como las dietas, el embarazo o las cirugías, son causantes de que la piel cuelgue y pierda densidad y estabilidad.

Las áreas del cuerpo que son mayormente afectadas por la flacidez suelen ser los glúteos, los muslos, el abdomen, la espalda y los brazos. En ocasiones, la piel del rostro y el cuello pierden también firmeza con la carboxiterapia el tono de la piel mejora, ya que las toxinas desligadas durante el proceso se eliminan a través del sistema linfático, por otra parte, el oxígeno aporta el colágeno necesario para que la piel se reafirme.

En Sanae te puedes realizar una evaluación gratuita y recibirás un servicio eficaz para corregir la flacidez de tu piel.